EL TRATADO DE NANKÍN EN LA VUELTA AL MUNDO EN OCHENTA DÍAS

Tratado de NankinFirmado el 29 de agosto de 1842 entre el Imperio británico y la China de la dinastía Quing, el tratado de Nankín puso fin a la Primera Guerra del Opio.

Primero de los llamados «Tratados Desiguales» firmados en el S. XIX entre China y las potencias europeas, tuvo, como consecuencia más destacada y duradera, la cesión de Hong Kong a los británicos.

A este tratado hace alusión Julio Verne en el capítulo XIX de su obra «La vuelta al mundo en 80 días», cuya historia se desarrolla en 1872. Asimismo, hace una descripción tanto de la ciudad como de su puerto tal como eran en la época.

_____________________________________________________________ 

CAPÍTULO XIX: DONDE PASSEPARTOUT SE TOMA UN GRAN INTERÉS POR SU SEÑOR, Y LO QUE SE SIGUE 

Hong Kong no es más que un islote cuya posesión quedó asegurada para Inglaterra por el Tratado de Nankín tras la guerra de 1842. En algunos años el genio colonizador de la Gran Bretaña había fundado allí una ciudad importante y creado un puerto, el puerto Victoria. Esta isla se halla situada en la embocadura del río de Cantón y solamente sesenta millas la separan de la ciudad portuguesa de Macao construida en la ribera opuesta. Hong Kong debía necesariamente vencer a Macao en una lucha comercial, y ahora la mayor parte del tránsito chino se efectúa por la ciudad inglesa. Los almacenes, los hospitales, los muelles, los depósitos, una catedral gótica, la casa del gobernador, calles pavimentadas, todo haría creer que una de las ciudades de los condados de Kent o de Surrey, atravesando la esfera terrestre, se ha trasladado a ese punto de la China, casi en las antípodas.Passepartout

Passepartout, las manos en los bolsillos, se dirigió hacia el puerto Victoria, mirando los palanquines, las carretillas de vela, todavía usadas en el Celeste Imperio, y toda aquella muchedumbre de chinos, japoneses y europeos que se apiñaba en las calles. Y, con pocas diferencias, lo que encontraba en su recorrido no era sino Bombay, Calcuta o Singapur. Así, hay como un reguero de ciudades inglesas alrededor del mundo.

Passepartout llegó al puerto Victoria. Allí, en la desembocadura del río Cantón, había un hormiguero de navíos de todas las naciones: ingleses, franceses, americanos, holandeses, navíos de guerra y mercantes, embarcaciones japonesas y chinas, juncos, sampanes, tankas y aun barcos flores que formaban parterres flotantes sobre las aguas. Paseándose, Passepartout observó cierto número de indígenas vestidos de amarillo, todos ellos de edad avanzada. Habiendo entrado en una barbería china para raparse a lo chino, supo por el barbero, que hablaba bastante bien el inglés, que aquellos ancianos tenían todos ochenta años al menos, y que a esta edad tenían el privilegio de vestir de amarillo, que es el color imperial. Passepartout encontró esto muy curioso sin saber muy bien por qué….

La vuelta al mundo en ochenta días (Julio Verne)

 ___________________________________________________________________

RECURSOS

FixLeer el capítulo on line en español:

https://es.wikisource.org/wiki/La_vuelta_al_mundo_en_80_d%C3%ADas:_Cap%C3%ADtulo_XIX

Leer la obra on line en español:

https://es.wikisource.org/wiki/La_vuelta_al_mundo_en_80_d%C3%ADas

Escuchar el capítulo on line en español:

http://www.ivoox.com/capitulo-19-en-picaporte-se-toma-audios-mp3_rf_286106_1.html

Escuchar la obra on line en español:

http://audiolibros.fcalzado.es/?q=node/189

http://www.ivoox.com/podcast-vuelta-al-mundo-80-dias_sq_f14972_2.html

Leer el capítulo on line en francés:

https://fr.wikisource.org/wiki/Le_Tour_du_monde_en_quatre-vingts_jours/Chapitre_19

Leer la obra on line en francés:

http://fr.wikisource.org/wiki/Le_Tour_du_monde_en_quatre-vingts_jours

Escuchar el capítulo on line en francés:

http://www.litteratureaudio.net/mp3/Jules_Verne_-_Le_Tour_du_monde_en_80_jours_Chap19.mp3

Escuchar la obra on line en francés:

http://www.litteratureaudio.com/livre-audio-gratuit-mp3/jules-verne-le-tour-du-monde-en-80-jours.html

 

Anuncios

4 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Muy bonita obra. Gracias por culturizarnos y transportarnos a esa época. Saludos

    Le gusta a 1 persona

    1. Gracias a usted por leerme.

      Me gusta

  2. Maria Crochet dice:

    Era desconocedora de este tratado y su referencia en el libro, para mi vergúenza he de decir que solo he visto y leido las adaptaciones infantiles de esta obra. Creo que ya va siendo hora de remediarlo.

    Le gusta a 1 persona

    1. Muchas gracias, María Crochet, por su comentario.
      No acepto en absoluto que se avergüence usted por no haber leído «La vuelta al mundo en ochenta días».
      ¡Hay tantas cosas que aprender, tantas historias que contar, tantos libros que leer, tantas vidas que vivir a través de ellos!
      Un saludo.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s